Neko

viernes, 23 de mayo de 2008

Gatos y Museos

Saludos gatófil@s!!
Os paso aquí una curiosa noticia que he leído en una revista felina, aunque es un poco tarde porque ya ha pasado.

El pasado 27 de Marzo el museo del Hermitage de San Petersburgo celebró el "Día del Gato 2008" para honrar a los felinos que protegen las piezas de arte del museo de los dientes de raras y ratones.
Con motivo de esta fiesta, organizada por el Club Internacional de Peterburgueses, ese día permanecen abiertos al público los sótanos del Palacio de Invierno, donde los visitantes pueden contemplar dos exposiciones temáticas dedicadas a los pequeños felinos del Hermitage.
El objetivo de dicho homenaje es el de recaudar donativos para el mantenimiento de los gatos del museo.

"En los sótanos de nuestro museo viven 50 gatos, para cuyo cuidado se ha creado un fondo especial de amigos de los felinos del Hermitage", indica el director de la galería Mijaíl Piotrovski.
Según sus palabras, "estos bigotudos guardianes están oficialmente al servicio del museo, reciben sus raciones de comida y, en caso de necesidad, atención veterinaria.
Asimismo señaló que el número de gatos está rigurosamente limitado y "si se reproducen en exceso, son trasladados a otro lugar, especialmente acondicionado para ellos, por el fondo especial del museo".
"El lugar en el viven también está controlado. No se pasean libremente por las galerías del museo; viven en los sótanos y, cuando hace buen tiempo, toman el sol en los patios del museo, donde es habitual verles", agregó.

¿Que os parece la idea? A mi me resulta original, pero no me imagino la misma actuación en museos españoles como Prado, Thyssen,etc...seguramente si son vistos gatos en sus sótanos la idea sería el quitarlos de allí de inmediato.

jueves, 15 de mayo de 2008

Los gatos, esa gran fuente de inspiración...

Charles Baudelaire: “Poemas en prosa”

- XVI -
"El reloj"

Los chinos ven la hora en los ojos de los gatos. Cierto día, un misionero que se paseaba por un arrabal de Nankin advirtió que se le había olvidado el reloj, y le preguntó a un chiquillo qué hora era.
El chicuelo del Celeste Imperio vaciló al pronto; luego, volviendo sobre sí, contestó: «Voy a decírselo.» Pocos instantes después presentose de nuevo, trayendo un gatazo, y mirándole, como suele decirse, a lo blanco de los ojos, afirmó, sin titubear: «Todavía no son las doce en punto.» Y así era en verdad.
Yo, si me inclino hacia la hermosa felina, la bien nombrada, que es a un tiempo mismo honor de su sexo, orgullo de mi corazón y perfume de mi espíritu, ya sea de noche, ya de día, en luz o en sombra opaca, en el fondo de sus ojos adorables veo siempre con claridad la hora, siempre la misma, una hora vasta, solemne, grande como el espacio, sin división de minutos ni segundos, una hora inmóvil que no está marcada en los relojes, y es, sin embargo, leve como un suspiro, rápida como una ojeada.
Si algún importuno viniera a molestarme mientras la mirada mía reposa en tan deliciosa esfera; si algún genio malo e intolerante, si algún Demonio del contratiempo viniese a decirme: «¿Qué miras con tal cuidado? ¿Qué buscas en los ojos de esa criatura? ¿Ves en ellos la hora, mortal pródigo y holgazán?» Yo, sin vacilar, contestaría: «Sí; veo en ellos la hora. ¡Es la Eternidad!»
¿Verdad, señora, que éste es un madrigal ciertamente meritorio y tan enfático como vos misma? Por de contado, tanto placer tuve en bordar esta galantería presuntuosa, que nada, en cambio, he de pediros.

domingo, 11 de mayo de 2008

Indy y su baño

Así se lava, así así!!! Ante mi incapacidad de poner audio al video de Indy, que cada uno ponga su propia banda sonora, en mi caso solo oigo mis propias babassss.

¿Cuántas horas son capaces de pasarse los felinos lavándose? Indy, y supongo que casi todos los gatos, es muy sistemático en su lavado. Empieza por la cara, se pasa horas y horas, y luego sigue por todo su cuerpazo, y dado el tamaño de su panza las horas aumentan y aumentan sin fin.


video

Además, esta pasión por el lavado también la tienen los gatos callejeros, o ¿acaso no es frecuente ver a un lindo gatito limpiándose su lindo culito en mitad de la cera? De hecho, hay un video por ahí de un gato que hace eso mismo en mitad del pasillo de una iglesia en la que hay una boda.
Y que majos cuando se les quedan los pelos en la lengua y te miran con cara de:" ¿que pasa?a mi me gusta comer pelosss"

Un besazo y topaditas varias