Neko

jueves, 14 de noviembre de 2013

Dewey Lee Más Libros. El gato de la biblioteca de Spencer, Iowa.

Mi nombre es Selerkála. Fundé este blog, y aunque lo tengo un poco abandonado, nos seguimos reuniendo y compartiendo fotos y chascarrillos sobre gatos en nuestro grupo de Facebook al que te invito a participar, querido lector: https://www.facebook.com/groups/losgatosdominaranelmundo/

(Entrada original sobre este libro aquí: http://selerkala.blogspot.com.es/2013/11/dewey-y-el-amor-incondicional.html)

El pasado 20 de octubre cumplí 30 años. Una edad significativa en la vida de una persona. Una edad en la que te planteas muchas ideas y creencias, dejas atrás una etapa de locura e inicias otra ... no menos loca.
Pero siempre hay cosas que se mantienen, esas que forman parte de lo que eres.
En este caso, estoy pensando en mi amor, en mi devoción por los gatos, y mi respeto hacia aquellos que comparten este sentir.

Reuní a algunos de mis amigos en torno a unas buenas tazas de chocolate con churros (el chocolate también es devocional en mí), para compartir con ellos este cambio de dígito, y me soprendieron con inesperados y a mi juicio inmerecidos regalos. Me encantaron todos. Me conocen, saben lo que me gusta, y eso dice mucho de ellos. Al menos me sentí parte de sus vidas y honrada porque me hayan prestado atención y se hayan molestado en conocerme y saber lo que puede gustarme.

Pero uno de esos regalos (o dos) son los protagonistas de esta mi vuelta al blog.

Mi queridísima Maya, mi Tata Reina, mi compañera de aventuras, también amantísima de los gatos, me regaló en libro “Dewey Lee Más Libros”, de Vicki Myron.1




Si lo resumiese de manera superficial podría deciros que es un libro que trata sobre el hallazgo inesperado de un gatito abandonado el el buzón de devoluciones de libros de la biblioteca de Spencer, en Iowa, que fue adoptado por los trabajadores de la misma y que revitalizó la moral de un pueblo valiente que se situó en el mapa turístico en gran parte gracias a la noticia de este gato “bibliotecario” que vivió toda su vida en ella.

Pero este libro es mucho más.

Hace media hora que lo he terminado y aún estoy con el estómago encogido y los ojos hinchados de las lágrimas que he derramado durante los tres últimos capítulos.

Nunca antes había llorado con tanta desconsolanza con un libro. Ni siquiera con la muerte de Gandalf el Gris en El Señor de los Anillos de J.R.R.Tolkien.

La historia de este gato naranja, nos la cuenta Vicki en primera persona, pero también nos cuenta las vicisitudes históricas del pueblo de Spencer, una pequeña población agricultora y ganadera unida por los avatares de la vida, valiente, fuerte, de carácter amable y siempre dispuestos a mirar hacia adelante pero sin dejar de lado el bien común. Pero también nos vemos honrados con la sinceridad de la señora Vicki Myron, directora de la biblioteca durante 25 años. Un mujer a la que la vida no le ha podido dar más disgustos: un marido alcohólico, problemas graves de salud que la sometieron a varias operaciones durísimas (vaciado de ovarios y matriz, cáncer de mama...), o situaciones familiares extremas... Todo ello afrontado con una dureza, una fortaleza y un carácter que es para quitarse el sombrero.

Pero también nos muestra su lado más tierno, una historia de cariño, amor y comprensión junto a Dewey, el gato que adoptaron en la biblioteca. Su gato en realidad.

Sus palabras, sus historias, estoy segura de que conmueven a todos, amantes de los gatos o no. Porque son muestra de un cariño y amistad verdaderos, más allá de la especie, más allá de las palabras. Una comprensión que se da tan sólo con miradas, con caricias, con el simple hecho de acariciar o dejarse hacerlo.

Sin duda es una historia que me ha conmovido de principio a fin.

Además de que está escrita de manera deliciosa, se hace rapidísima de leer, demasiado, me temo.
Hasta que llegas a los capítulos finales. Cuando sabes que el final del preotagonista está cerca.

Mi marcapáginas plateado, otro regalo de otra amiga que acudió a mi merienda de cumpleaños, Idoya, estuvo señalando esa página durante más de semana y media porque yo sabía que en cuanto comenzase a leer el final de ese libro, inevitablemente me iba a emocionar.

Pero nunca pensé que de esta manera.

Mientras escribo estas líneas tomo aire profundamente para aliviar el nudo que llevo en la boca el estómago. Pero de momento, nada.

Mientras leía el final de Dewey, tenía a mis pies a mi Phobe, mi gata, mi mejor amiga. Y ella ha sido lo único que ha logrado detener las lágrimas cuando me he acurrucado junto a ella y se ha puesto a ronrronear y a lamerme la mano donde se ha acabado apoyando para dormir unos minutos.




Cuando he parado de llorar ha parado de ronrronear, ha levantado la cabeza y me ha mirado dulcemente estirándo las patitas: ya era hora de dejarle su mantita para ella sola, que tenía que continuar con la siesta de antes de cenar, clarostá. =^.^=

Sé que algunos de vosotros me creeréis una exagerada. Pero también sé que tengo la comprensión de otros tantos cuando afirme que la compañía de una mascota no es sólo eso. Es una unión más allá de toda comprensión. Es una fuente de amor inagotable, de cariño, de complicidad, de diversión y ternura. Una conexión que no necesita palabras. Un apoyo que acuna el corazón en los momentos de bajón y que lo eleva a los cielos en una carcajada de felicidad cuando se comparten momentos con esa bolita peluda (si es una mascota peluda, claro.).

Hay algo en un animal de compañía que no te puede dar nada más: amor libre de todo egoísmo.

Muchos creen erróneamente que un gato sólo te quiere por la comida.
Pero quienes somos capaces de entender y mirar más allá de nuestras narices sabemos que eso no es cierto. Su amor y complicidad van más allá. Pero lo que los hace especiales es que lo dan porque quieren, no porque nadie les “obliga”.

Y si tienes la dicha de ser elegido para ser amado por un gato, habrás sido bendecido de una forma que jamás olvidarás.

Esto nos lo enseña este libro. Aunque es algo que muchos “gatófilos” ya hemos aprendido con el paso del tiempo.

Ronrroneos para tí.

1MYRON, VICKI. Dewey Lee Más Libros, Editorial SUMA 2008. ISBN 978-84-8365-045-5

3 comentarios:

Desireé Mediero Aznar dijo...

Muchas gracias por la informacion! Aquí te dejo algunas fotos de mis gatos favoritos :)

http://copiapop.es/Desi/felinos-2753

Si buscas un lugar donde archivar y compartir sus cosas te propongo esta página, se pueden almacenar muchos archivos, sin límites, por categorias, etc :) 
La direccion es http://www.copiapop.es/
Saludos!

Desireé Mediero Aznar dijo...


Me encantan los animales! Aqui tengo una coleccion de algunos de mis felinos favoritos! http://copiapop.es/Desi/felinos-2753


Si ademas, buscas un lugar donde archivar y compartir fotos de tus animales favoritos, te propongo el servicio Copiapop.

Es una página donde pueden almacenar todo tipo de archivos sin límite y coste alguno, todo bien ordenado por categorías, de libre acceso y listo para compartir!
Échale un vistazo: http://www.copiapop.es/

Saludos! :)

45645646546565 dijo...

a片手機看到飽
a片免費看看到飽
做愛a片直播網
a片下載網路電視
日本a片直播線上看
av女優手機看到飽
色情手機看到飽
18成人網站手機看到飽
視訊聊天室手機看到飽
情趣用品手機看到飽
a漫h漫手機看到飽
色情性愛光碟手機看到飽
sex手機看到飽
做愛手機看到飽
成人影城手機看到飽
情色貼圖手機看到飽
情色手機看到飽
色情網站手機看到飽
.
.
.
.
.
.
.
.
.