Neko

sábado, 23 de febrero de 2008

Nualita convaleciente

Pos yastá. Les pedimos a los Reyes Magos la castración para Nuala (mira que somos malos) y el miércoles la llevamos al veterinario. Traicionamos un poquito a los de las Torres, que son más majos que nadie, porque fuimos al veterinario donde ha estado haciendo prácticas Paula. Nos fiábamos también completamente de él, ya que ella nos lo recomendaba y nos hacía un precio de amigos que ¡no era como para rechazar!. Además, en principio Paula también iba a participar en el tema, pero conforme se acercaba el día se dio cuenta de que le daba mucha cosa meter las manos en tripita de gata conocida, así que se vino conmigo a tomar algo mientras esperábamos en estado de alto nerviosismo, jaja.

Bueno, la operación salió perfectamente y aunque ha estado un par de días toda tirada como un trapillo, hoy ya está mucho mejor. Eso sí, la tenemos con un collarín isabelino para que no se enrede los puntos (a Metal no le pusimos, pero esta es una petarda y se los enredaría, jajaja) y está toda torpona y triste con su collarín. Cuando se lo quitamos de vez en cuando (claro, para que se lave las patitas y las orejas y tal, que no somos tan crueles de impedirle su aseo personal), se ve mucho más animada. Claro, que tarda dos minutos en empezar a toquitear donde no debe. Menudo trasto.

No tenía ganas de castrarla tan pronto y de hecho, hasta me había planteado que tuviera gatitos alguna vez, pero empezó a tener celos encadenados y la pobre se estaba quedando muy flacucha. Por lo visto no debe de ser nada bueno para ellas tener tanto celo seguido, así que supongo que hemos hecho lo mejor. Además, la muy... había empezado a marcar territorio, jaja. Espero que se deje ahora de marcajes, pero bueno... al menos lo de los celos encadenados sí que ha desaparecido. Ahora sólo queda esperar a que se recupere del todo (pinta muy bien, porque se le está cerrando la herida estupendamente) y que vuelva a ser el trastillo de siempre. Mientras, la estamos sobre-mimando a base de chuches y rascado de orejitas. Por si lo dudabais, mamá Metal también sale beneficiada de esto, que la jefa de la casa es ella y si hay mimitos para Nuala, a ella también le tiene que tocar su parte.

8 comentarios:

Nienna dijo...

Me alegro mucho de que Nuala se esté recuperando bien de una operación así de gorda.A Kassandra también la operamos hace ya muchos años,y su recuperación fue muy similar a la de Nuala.El collarín en plan tulipa de lámpara,y la tía todo el día intentando quitarselo a cabezazos contra las esquinas de las puertas para arrancarse los vendajes.Al principio no le quitabamos ojo;yo hasta me pedi dos días libres en el curro,(esos moscosos queridos...)Después de unos días un poco decaída y potochóf,le quitamos el artilugio y Kassandra se encontraba estupendamente.
Muchos ánimos para Nuala,y paciencia para vosotros.
Maulliditos!!

Tanakil dijo...

¿Las gatas también marcan? Pensaba que eran solo los machos.
Muchos mimos para la gatita. Me alegro de que la operación haya salido bien.
Un saludo,
Tanakil.

La Gata Lola dijo...

Hiciste bien en castrarla, mi nena tuvo su primer celo y estaba estresadísima! la castramos enseguida, y ahora está re tranquila.
Le mando unos mimitos para la convaleciente!

Muchos Besos!

Selerkála dijo...

Ánimo!
Mimitos y golosinas no es tan mal soborno para aguantar el trasto ese del cuello...Y con lo guapa que es, hasta ese collarín le tiene que quedar estupeeeeeeendo!Jaaja!

Ronrroneos!

Azelaïs de Poitiers dijo...

Jeje, te diré si está guapa con collarín y todo. Pensé poner una foto de la nena con el collarín para que vierais que realmente está convaleciente, pero luego me di cuenta de que era muy ofensivo hacerle fotos con esa cosa que la humilla de semejante manera, así que no hay testimonio.

Las gatas no suelen marcar, pero a algunas les da por ahí y ¡con Nuala nos ha tocado de todo! varias conjuntivitis, otitis, una herida que le salió y no se le curaba... Tuvo su primer celo con 5 meses (no quería esperar, la tía) y al tiempo le dio por empezar a marcar. No demasiado y siempre en el mismo sitio, pero no es muy gracioso.

Pensábamos operarla pronto porque lo que comenté, que tiene celos encadenados y no es nada bueno para ella. Está muy flacucha y con el tiempo le puede producir descalcificación de huesos además de los problemas que puede tener de tumores, que en su caso hay más posibilidades.

Me hubiera gustado tener antes gatitos, pero la queríamos castrar por este motivo tarde o temprano y al ver que empezaba a marcar no quisimos esperar más.

Entiendo que te cogieras días libres en el curro, Nienna. Yo me cogí toda la semana de vacaciones para poder estar pendiente de ella desde la operación y también para aprovechar y avanzar con el doctorado. No veas qué ganas tengo de volver al curro mañana, estoy que doy botes de contenta, brrr.

Y eso... muchas gracias a todas por los mimitos y los ánimos. Por supuesto, se los he dado. Ya está estupendamente, aunque sigue sin querer saber nada del collarín y creo que por lo menos un par de días más lo tiene que llevar (eso me dijo Paula y es su veterinaria de guardia, jaja). Se lo quito un par de veces o tres al día para que se despeje un poquito y se pueda limpiar las patitas, orejas y tal pero con estricta vigilancia. Y mañana le tocan ya los últimos antibióticos.

Dark Euridice dijo...

Se recuperan rápido, no te preocupes. Ademas la castración es algo super recomendable, realmente les mejora mucho la calidad y el tiempo de vida.

Berúthiel dijo...

Me alegro un montón que la pequeña Nuala esté bien :) Dale muchos besazos y topaditas de mi parte!

Azelaïs de Poitiers dijo...

Jeje, ¡muchas gracias!. Hoy hace una semanita que la operamos, en tres días le quitan los puntos y está estupendamente.

Le doy los mimitos de vuestras partes!!!