Neko

domingo, 1 de junio de 2008

Cortesía de Aldaron

Hoy el bueno de Aldaron, miembro del Smial de Khazad-Dûm, me ha enviado un precioso e-mail. Copio y pego:

Lord Dunsany:

"La ciudad ociosa."

"Hay un camino en Roma que cruza un templo antiguo, en otra edad preferido de los dioses; corre sobre una gran muralla, y muy por debajo está el piso del templo, de mármol blanco y rojo. En el suelo del templo conté hasta trece gatos hambrientos. Unas veces, decíanse entre sí, vivieron aquí los dioses, otras los hombres, y ahora viven los gatos. Gocemos del sol sobre el caliente mármol, antes que otros vengan. Porque sólo en las horas de la cálida siesta podía oír mi fantasía las voces silenciosas. Y la espantosa flacura de los trece gatos movióme a ir a una pescadería próxima y comprar cierta cantidad de peces. Volví y los arrojé por encima de la baranda que corría sobre el fastigio del muro, cayeron desde treinta pies y restallaron sobre el sagrado mármol con un chasquido. En otra ciudad que no fuera Roma, o en la mente de otros gatos cualesquiera, la vista de unos peces que caen del cielo hubiera causado maravilla. Levantáronse lentamente y se estiraron, y luego se acercaron perezosos a los peces. "No es más que un milagro", dijeron para sí."


Muchas gracias Aldaron, por descubrirnos este hermoso fragmento.

4 comentarios:

Azelaïs de Poitiers dijo...

Ainnns o no publicamos nunca, o todas a la vez. Vengaaa, jajajaa. Diferencia de minutos, oiga, jaja. Jos, pos es muy bonito el mail, ña. Gatos y Roma, buena combinación.

Nienna dijo...

Muy bonito de verdad Aldaron.
Al final te vamos a "gatofiliar",jua,jua,jua....
Gracias por el descubrimiento!!

Berúthiel dijo...

Muchas gracias, Señor de los Bosques :)

Dark Euridice dijo...

Que lindo escrito... gracias por compartirlo... :)