Neko

lunes, 8 de octubre de 2007

Kyle, surgido de la nada...

Bueno, como os adelanté en mi flet, os voy a contar una historia casi casi al nivel de la Ilíada o la Odisea...La "Kyle_íada" o algo así, XDDD.

El día 27 de Septiembre, cumpleaños de la Reina Berúthiel, nos fuimos a celebrarlo por Zaragotham, y al volver a mi hogar, nos encontramos con una pandilla de jovenzanos sentados en mi portal...Con un gatito en el regazo.

Nos comentaron que lo acababan de encontrar, que era muy dócil, muy cariñoso, que nadie lo podía acojer, bla bla...Que a ver si nos lo podíamos llevar nosotros. Yo les expliqué que era imposible, que en mi piso la casera no nos dejaba tener mascotas "de no_jaula", una de mis compañeras es alérgica y además tenemos un hamster...Pero me acerqué al gatito, y lo acaricié, me miró con sus ojos dorados, y zas! Me enamoré. No lo podía dejar a la intemperie...Como diría Mi Valo: "We've been slaves to this love, from the moment we touched..."

Así que para casa, con la promesa de la chica que lo encontró de venir a la mañana siguiente para llevarlo a la veterinaria en busca de un hogar de acojida...Pero Vero, que así se llamaba, nunca vino.

Nada más entrar en casa, le puse una cajita vacía con arena del hamster, un poquito de jamón de york y agua. Él, muy educado, bebió y comió hasta saciarse, hizo sus necesidades en la cajita, enterrando todo con pulcritud, y una vez lo limpié con una toallita, se metió a dormir conmigo en la camita, veeenga a ronrronear, a hacerme mimitos...Empeñado como estaba en dormir encima de mi cara, en mi cuello, se nos hizo de día acurrucaditos en mi cuarto. Que cielo de gato....



Ahí lo tenéis, la primera noche, apoyado en mi hombro y agarrándome el brazo por si me escapaba....

A la mañana siguiente, Berúthiel y yo aplicamos el protocolo de emergencia: hicimos una foto del gatito (que en principio se llamó "Estel" (Esperanza en élfico), preparamos unos carteles improvisados, hicimos fotocopias, y comenzamos a empapelar la ciudad en busca de su dueño. Nada. No he recibido ni una sola llamada. Algo que me entristece profundamente.


Ésta es la foto del cartel

Toootal, que fueron pasando los días, y el gato tuvo varios nombres. Hasta que por fin, y tras descartar "Beowulf", "Jack", y demás, acabó siendo bautizado como Kyle, más que nada porque no sabemos de donde procede, apareció como caído del cielo, y sobretodo, le encaaaanta meterse en la bañera a dormitar, perseguirse el rabo, jugar al escondite...



Llamamos a muchas protectoras, Alborada la primera porque era la que conocemos, y se portaron genial. Nos dijeron que el tema de las acojidas está muy difícil, y más tras el verano, porque hay muchos gatitos abandonados para entonces. Y como la gente se empeña en comprar y no en adoptar, pues es un problema que crece cada día a ritmo desorbitado.
A nosotros que amamos a los gatos, somos los primeros a los que nos debería de dar vergüenza. En vez de pensar en "oh, quiero que mi gata se quede embarazada, ¿alguien querrá los gatitos?",(es diferente a que tu gata se haya quedado embarazada sin tu consentimiento, se entiende...) Lo que deberíamos hacer es dedicarnos a dar hogar a esos inocentes abandonados que anhelan nuestro cariño y que están deseando darnos el suyo... Y no debería haber prejuicios racistas. Que los hay. "No, yo es que quiero un gato negro de ojos verdes, o si no nada." Mal, muy mal. Es como lo de la inseminación artificial en los humanos: "Jo, yo quiero que mi hijo sea rubio con ojos azules..." ¡Vamos a ver! ¿Los gatos atigrados, por ejemplo, no tienen derecho a un hogar por ser menos exóticos que uno negro? Claro que los negros son una belleza, cualquiera es una belleza. Como dice Beru: El gato no lo eliges, TE ELIGE. Kyle lo hizo conmigo.

Porque mientras andábamos pregonando a los cuatro vientos su recogida por tiendas de animales, veterinarias y mil sitios más, mientras su dueño sigue desaparecido más que el gato, mientras casi todos hacen oídos sordos al caso de Kyle, sólo unos pocos acudieron a la llamada de socorro, como Berúthiel, dispuesta a intentar que Kyle y su futura gata adoptada Phoebe se llevasen bien, o Celebrinlas, que se ofreció como casa de acojida aún teniendo ya dos preciosos gatos...

Al final, Kyle fue adoptado "por quién menos cabría imaginar": Mi padre. Sí, mi padre que siempre ha sido más de perros que de gatos, que ya en el corralillo donde tiene sus gallinas, pavos y conejos, junto a sus perros de caza, acoje a nuestra gata Crivillé, abuela de mi Severus, un gato adulto atigrado marrón, una tricolor madre de un pequeño de 4 meses blanco y negro...

Pero mi padre quería uno "que se dejara tocar más, un semental para darle gatos más mansos"...
Así que mi Kyle ronrroneador profesional y pelota donde los haya, se vino a Cella, y ahora vive en un paraje de ensueño para todo gato. Además de esa compañía animal, tiene su césped, sus arbolitos, sus cobertizos y escondites. Saltar, correr y jugar sin peligro. Las ventajas del campo y la vida "salvaje" con las comodidades y mimos del hogar. Por fin una historia que acaba bien.

Pero hay otras muchas que siguen en suspense. Y que seguramente acabarán muy mal. Debemos hacer algo. Y rápido. Hay muchas personitas de cuatro patas que necesitan cariño, y un hogar donde vivir.

Desde aquí quiero agradecer a Alborada sus consejos, así como a 4Gatos y Tú la difusión en su blog del Caso Kyle, y muy en especial a Celebrinlas y Berúthiel por ser unas auténticas felinistas, que además de babear con las preciosidades de gatos del mundo, tienen el valor de mojarse y hacer algo por estos animales que amamos.


Ya os iré colgando más fotos, ya de Kyle en su nuevo hogar.

Un abrazo.

14 comentarios:

Erunyauve dijo...

q historia! y un nombre muy bien escogido la verdad.
a mi particularmente los gatos atigrados me encantan, pero me gustan todos.
yo jamas he adoptado un gato, quiero decir de ir a un albergue de animales y adoptarlo, pero mi perro lo adoptamos de una camada muy grande y de 23 solo salvaron 3 (incluido el), los hermanos de Nube tuvieron mas suerte ya que todos fueron adoptados. no cambio un animal adoptado por uno comprado, creo que tienen más que ofrecer porque se les ha dado la oportunidad de vivir siendo especiales.
me alegro q todo acabase bien, Kyle es precioso y seguro q a tu padre le dará muy buenos momentos.
muchos besotes!!

Azelaïs de Poitiers dijo...

Eh!!! ¡que los gatitos atigrados son de lo más bonito que hay! Mis nenas son atigraditas las dos (bueno, según su pasaporte, Metal es "color jineta", cosa que no me queda muy clara, porque ls jinetas tienen manchitas y Metal espirales) y son preciosérrimas.

Me alegro por tu nueva adopción, Kyle es precioso. Aunque me piña un poco no haber podido conocerlo, sigh...

La Belle Dame Sans Merci dijo...

¡Qué cosita tan moooona! Efectivamente, los gatos le eligen a una. Es así, es así. XD Es una alegría haberle encontrado casa a Kyle (me encanta "Kyle XY"). Y una alegría infinita, sabiendo encima que su casa va a ser la tuya. ^-^
Almarë!

Nienna dijo...

Una historia muy chula Séler;me alegro que pese a vuestros quebraderos de cabeza la cosa acabase bien.Le deseo a Kyle una vida estupenda rodeado por el cariño de tu familia, y por tu amor incondicional.
Yo también añadiré una cosita; a quien de verdad le gustan los gatos no le debe importar el pelaje ni la raza,sólamente la adoración que pueda llegar a sentir por esa bolita de pelo...
Kassandra es una gata común de pelo blanco y negro que adopte en una tienda de animales.Me la regaló el humano de su mama y desde entonces,ya hace 8 años,no ha habido un sólo día que no haya pensado en ella como si fuera mi propia hija.Me siento igual de afortunada con Kassandra que como si fuera el mejor gato de una tienda de animales o como si fuera el gato mas desvalido encontrado en la calle o en un centro como por ejemplo Alborada.
Me gustan todos los gatos,pero sobre todo, quiero muchísimo a mi gata!!!
Muchos besiños pa'todas

Berúthiel dijo...

Kyle ya forma parte de nuestras vidas, despertando, todavía más, nuestra conciencia social. Selerkála y servidora hemos llamado a todos los teléfonos y en todos hay muchas buenas personas que dedican su tiempo a los animales abandonados. Todas estas asociaciones y casas de acogida están en comunicación entre sí, y son realmente amables, pero quizá se necesitaría una especie de base de datos para facilitar el trabajo. No puedo imaginar la desesperación de aquel que pierda su animal. Tuve que visitar un montón de webs de animales perdidos por si encontraba un aviso sobre Kyle, y os prometo que acabé con el corazón destrozado. Fotos y más fotos de animales perdidos, es terrible. A Seler y a mi la idea de que el dueño de Kyle estuviera buscándolo nos machacaba e hicimos todo lo posible para que supiera que había sido encontrado, pero nada, e hicimos todo lo posible. El nombre de Kyle le viene como anillo al dedo, vino de la nada y nadie le reclama, es adolescente y mira todo como su fuera un nuevo mundo. Y gracias a Selerkala y a su padre, felinista aunque no lo sepa, ese mundo ahora es genial.
Me gustaría que la llegada de Kyle sirviera entre otras cosas para intentar crear esa base de datos, si alguien se le ocurre algo, nos ponemos patitas a la obra en YA!
Ya me está poseyendo el espíritu de V de Vendetta!!
Berúthiel, tía orgullosa de Kyle

Azelaïs de Poitiers dijo...

Qué cerda es la gente abandonando animales. Yo tampoco entendí que nadie reclamara a Dana, la gatita que al final se quedó la madre de Marcos (qué padres más majos tenemos todos, jaja). La pobre debía de llevar días vagando y tenía meses. Teníamos la esperanza de que se hubiera escapado en un celo en busca de gato, pero pese a todos los anuncios que pusimos nadie la reclamó. Y era evidente que era una gata doméstica, pese a lo flaca y sucia que estaba (o quizá precisamente por eso... los gatos callejeros se suelen sacar mejor las castañas). Ahora está preciosa. Ainsss lo que hacen los buenos cuidados y la comidita en el cuenco todos los días...

Y respecto a lo de perder a tu gato... bufff... A mí una vez me dio la paranoia de que se me había perdido Metal (que habría salido de casa en un descuido o se nos habría caído por la ventana) y me entró una desesperación suprema. Hasta que la tía decidió salir bostezando de donde estaba (brrrr). Pero no me puedo imaginar el yuyu que me habría dado si aquello hubiera durado mucho más...

Findûriel dijo...

Pero es que, en general, la gente es así hasta con los animales de raza. Ahora mismo estamos buscando casa para una perrita bulldog de seis meses de pura raza que se compró una prima segunda mía, para 'hacer compañía' a su perrita bulldog de un año. Se han separado los novios, y ya no quieren saber nada de la cachorrilla.
Y no es el primer caso. De esa misma familia vino mi loro (un yaco africano) sin plumas por depresión, porque no le prestaban la mas mínima atención (son animales hipersensibles). Cómo os lo diría... mirad en internet el precio de un yaco, a ver qué cara se os queda.
Y la perrita que tuve 12 años era una bichon de pura raza, traída de la perrera municipal. Cuando nos la entregaron ni se sabía cómo sería con pelo, porque la habían afeitado al cero de la porquería que llevaba encima... decían que si golpeabas en su lomo se oía 'toc-toc'...
así que la gente es desalmada sea como sea el animal. Debería darles vergüenza ser tan caprichosos y tan desonsiderados, ea.

keleb-dûr dijo...

yo solo pido un gato que me haga caso jeje porque mira, en el chalé tenemos una preciosa gata negra pero coma pasa de nosotros como de la mierda de qué me sirve eh? sólo le doy de comer. Mientras que la otra, más feúcha y áspera es un amor. De todos modos son mayores y medio asilvestradas así que no puedo disfrutar de ellas como vosotras de vuestros gatos. Y ahora no puedo acoger ninguno más pues ésta casa no es mía y no sé cómo les recibirían las perras. Cuando nos vayamos a nuestro chalé entonces sí que me pasaré por alguna protectora de perros y gatos a ver qué encuentro.

Eowyn Zirbêth dijo...

Aún recuerdo el disguto tan grande que me llevé cuando Percival se le escapó a mi madre en un despiste (tan gordo que ni se dio cuenta de que se le escapaba). Me pqasé días y días buscándolo, desesperada, puse anuncios y carteles, pero jamás apareció. Y Mimo un día salió a dar un paseo (vivíamos por entonces con mi abuela en un pareado) y ya nunca más volvió. Se llamaba Mimo porque era la gata más dulce y mimosa que jamás he conocido, y tan bonita ella, gris y blanca, que hasta una vez ganó un premio. Lagente alucinó con ella, por guapa, por cariñosa incluso en público y por lo charlatana que era. Se pasaba el día hablando conmigo.

Ojalá alguien los hubiese encontrado y me los hubiese devuelto. Pero no hubo suerte. Y una parte de mí todavía los echa de menos. Percival puede que sobreviviera, porque lo adopté ya de adulto y era un buscavidas genial. Pero sé que a Mimo la mataron los salvajes del pueblo en que vivía. Nos mataron muchos gatos, unos a palos y otros envenenados. A Aristides le dieron una paliza enorme, le rompieron dos patas, la mandíbula y la clavícula, pero logró llegar a casa arrastrándose y logramos curarle y salvarle.

Jo, qué ganas tengo de volver a tener gato, Y prometo que esta vez no les dejaré por nada ni nadie en el mundo.

Noemi dijo...

Hola a tod@s

Soy Noemí de Alborada. De vez en cuando consulto vuestro blog y hoy tocaba.

Sólo quería dar las gracias por la buena imagen que tenéis de nosotros.... y lamentar no haber podido ayudaros más con el caso de Kyle (bueno, realmente no sé si lamentarlo ya que por lo que he visto el peludo vive ahora mejor que cualquiera de nosotros)

Lo dicho, que muchas gracias.

Una última cosa... hay mucha gente que pierde su gato y no se molesta siquiera en buscarlo, no llama a perreras, ni a protectoras, no cuelga carteles, no publica anuncios... en fin que directamente pasan: ¿se ha perdido el gato? bueno, ya se dará vida, total, es sólo un gato... con ésto lo que quiero decir es que no os sintáis mal por quedaros con Kyle, quizá no es tanto culpa del que se lo encuentra sino del que lo pierde, por no buscar lo suficiente.

Azelaïs de Poitiers dijo...

Hombre, está claro que quien lo perdió ha puesto poco interés en recuperarlo. Doy fe de que está media Zaragoza llena de carteles. Yo he visto unos cuantos ya y generalmente voy por la calle empanada perdida... (aunque bueno, en los carteles con mininos me fijo más, la verdad, se me cae la baba con todos y me muero de pena cada vez que alguien pone carteles de gato extraviado).

En cualquier caso, si yo perdiera a una de mis chicas pondría Zaragoza del revés para buscarla. Está claro que quien lo perdió (si no lo abandonó, directamente) no ha puesto el menor interés en encontrarlo. Y ya es triste, con lo monísimo que es.

Elbereth dijo...

Ahí va! Pues yo ví unos carteles de esos!! Aunque no tenía ni idea de que tenía que ver con vosotras, acabo de enterarme de ésta historia...me alegro por Kyle, ahora seguro que es súper-feliz. Y estoy de acuerdo en que no se pueden tener ideas preconcebidas sobre los gatos, yo sí quería uno negro, pero cuando seler me dijo que en su camada no había ninguno, y que tenía uno muy guapo blanco y gris...pues nada, ese mismo. Y va y resulta que Seth es uno de los gatos más guapos que he visto (y no es porque sea su mamá) y que no lo cambio por nada porque, desde que lo vi (en la jaula del hamster, te acuerdas, seler?)me enamoré de él.

Abandonar animales debería estar penado por la ley pero bien, no con multas pequeñas, qué vergüenza, a mi se me pierde Seth y no sé lo que hago, creo que lo saco hasta en la tele, como esa chica que salió en la tele el otro día que Iberia le había perdido un gato...

Nienna dijo...

Juaz con los de Iberia....,si es que van como locos...
Yo personalmente, si me pierden al gato, rocío con sangre de Alien a toda la compañía,jijiji!!

Azelaïs de Poitiers dijo...

Eso, eso, que mueran con mucho dolor, jajaja. Que se retuerzan entre estertores y tal. De verdad, me pierden el gato, considerando que me obligan a tenerlo aparte y los mato a todos, buffff