Neko

lunes, 2 de abril de 2007

La vida se renueva

Bueno, para compensar un poco estas noticias tristes aquí va una más alegre.

Los gatos mueren sí. Por desgracia, un día se les terminan las 7 vidas. Pero la vida siempre se renueva.

Resulta que el domingo fui de excursión. Fuimos a ver un albergue y cuando nos estaban enseñando una de las cabañas...tachan!!! una gata que estaba embarazada y la buscaban desde hacía dos días se había refugiado allí para dar a luz. Ohhh!!! por Bastet!!! qué cositas peludas más monas!!! La gata era una mezcla de siamés con algun gato más atigrado. Preciosa, delgada y elegante con unos ojazos azules de flipar. Y al fondo de una de las literas, seis bolitas de pelo (tres naranjas y tres negras) no más grandes que mi mano se arrebujaban unas encima de otras. Nos quedamos con las ganas de achucharlas, pero no lo hicimos por si la gata se rebotaba o las repudiaba luego. Pero como la gata era súpermimosa la achuché en compensación. Tal vez alguno de esos chiquitines lleve el espíritu de los gatos que un día nos dejaron.

Llevábamos una cámara de esas deshechables. Si consigo la foto y ha salido bien ya la subiré.


Besos, lametones, ronroneos y mordisquitos.

Keleb-dûrrrrrRRRRR

2 comentarios:

Azelaïs de Poitiers dijo...

Jo, quiero ver esas fotos ya. Me he muerto de la piñura con los mensajes de Nienna y Selerkála. Qué mal.

Altáriel dijo...

Ooooh, ¡¡qué preciosidades!!

Mira a ver si puedes hacerte con las fotos y subirlas o algo. Qué envidia que me das, xDDDD.

¡Un abrazo guapísima!