Neko

lunes, 2 de abril de 2007

Tristeza


Hola chicas!
Hoy he tenido un día muy chungo, de esos en los que todo te sale fatal y una terrible tristeza se apodera de ti...Por diversos motivos mi lunes ha sido nefasto, pero lo peor de todo ha sido cuando al salir de una sucursal bancaria he visto una imagen que ha acabado de rematar mi estupido día. Ahi estaba en medio de una calle de monstruoso tráfico, un gatito siamés atropellado hace escasos minutos. En esa posturita que cogen cuando están dormiditos hacia un lado, mientras todos los coches pasaban rugiendo a su lado. Se me ha caído el alma al suelo, y no he podido hacer nada de nada porque era imposible, simplemente he tenido que seguir mi camino y dejar de mirarle antes que tener que ver algo aún mas desagradable. Me he quedado chafadísima, nunca había visto un gato atropellado, solo en el asfalto. Quizá os parezca una moñada, pero aquí va una foto de un gato siamés guapísimo en recuerdo de aquel que hoy nos ha dejado. Otro que sube al "Cielo de los Gatos" para allí ser muy feliz. Marramiau!!

4 comentarios:

keleb-dûr dijo...

Jolín qué dos post más tristes!!!

Espero que tu lunes haya terminado algo mejor.

Besitos.

Olatz, Keleb-dûrrrrrRRRRR

Selerkála, dijo...

Joooo, Nienna....
A mi alguna vez también me ha tocado encontrarme por el pueblo algún gatito así.
De modo que entiendo como te sientes.
Pero como tú dices, están en un lugar mejor, en el que nadie ocupa su sillón favorito, nunca falta leche o comida, ni ratoncillos con los que jugar, nadie les grita por marcar su territorio...En fin, un lugar sin que ningún desalmado los abandone, y en consecuencia,nadie los atropelle...

Que Eru los tenga en su gloria.

Ronrroneos!!!

Elbereth dijo...

Es una de esas cosas que te amargan el día, sobre todo porque se te queda una tristeza dentro que te pone un nudo en la garganta...en fin, pensemos lo que dice seler, que está en un lugar mejor...

Altáriel dijo...

Ufff, yo lo pasé fatal cuando, en el semáforo de enfrente del colegio (y de mi casa, vivo en frente del colegio donde estudiaba xDD), hubo un gatuco atropellado.

Lo tuvimos ahí una mañana entera, al entrar y al salir, y lo pasamos fatal todos. Las franjas blancas del semáforo tuvieron manchas rojas dos días. Nunca se me borrará la imagen del pobre gato, blanco y negro, en aquel estado.

Y no te preocupes, por fortuna los malos días acaban pasando. Y las malas semanas también...

Y el gato ahora está en el cielo de los gatos, más feliz que el pipas xDDDD.